C/ Alcalde Rey Daviña, 12 - 1ºA - Vilagarcía de Arousa
Centro de especialidades médicas.
Clínica médica en Vilagarcía de Arousa.

Tratamientos medicina estética

Bótox (Toxina botulínica):

La toxina botulínica se ha convertido en la técnica estética dermatológica más utilizada en todo el mundo. Se trata de una proteína que tiene la capacidad de relajar los músculos en los que se infiltra. Es un procedimiento no invasivo, seguro y bien tolerado, inmejorable para suavizar las expresiones más inestéticas de la mímica facial (envejecimiento, cansancio, estrés, tristeza), y sus correspondientes arrugas de expresión. También se utiliza para el tratamiento de la hiperhidrosis (sudoración excesiva de axilas y palmas).

Rellenos de ácido hialurónico:

Excelente para el relleno de depresiones o arrugas, para el perfilado o delineamiento de labios y para el aumento de volumen de pómulos, mentón y labios, entre otras aplicaciones. El ácido hialurónico es un relleno reabsorbible, muy seguro y su efecto puede durar entre 6 y 12 meses.

Bioplastia facial:

Procedimiento utilizado para reponer volúmenes, elevar tejidos, hidratar y mejorar la calidad de la piel, sin necesidad de cirugía. Consiste en inyectar, mediante el uso de cánulas romas, ácido hialurónico reticulado en diferentes planos de profundidad de la piel. Los resultados obtenidos son muy naturales con una duración de alrededor de 1 año.

Mesoterapia:

A través de microinyecciones con vitaminas y ácido hialurónico se consigue un efecto de revitalización de la piel, la cual se aprecia más joven, tersa y luminosa, con una gran hidratación.

Peeling químico:

La aplicación sobre la piel de una determinada sustancia química (ácido glicólico, ácido salicílico, fenol modificado, ácido tricloroacético, etc), nos permitirá tener una piel más uniforme, atenuar las manchas del sol superficiales y el melasma, y suavizar las cicatrices de acné y las arrugas más finas.

Intralipoterapia:

La infiltración de una solución acuosa con base gelatinosa, biocompatible y totalmente reabsorbible denominada Aqualix, permite la eliminación de la grasa localizada mediante la destrucción de los adipocitos, de manera que los lípidos serán eliminados de forma natural a través del sistema linfático. No se trata de un tratamiento frente al sobrepeso o la obesidad, sino que está especialmente indicado para la eliminación de “adiposidades localizadas” (depósitos o acumulaciones de células grasas o adipocitos en una zona determinada del contorno corporal, que provocan un aumento local del volumen y una pérdida de la armonía, y que se caracterizan por ser resistentes a las dietas rigurosas y a los programas de actividad física). Las zonas más comúnmente tratadas son el abdomen, las caderas/regiones trocantéreas (“cartucheras”), los flancos, la zona subglútea, las rodillas y la “papada”. El producto se infiltra directamente en el tejido adiposo con una aguja extra fina, mediante una técnica indolora y muy segura. Los resultados se aprecian desde la primera sesión, siendo necesarias al menos 3 sesiones para lograr unos resultados satisfactorios.

Plataforma láser

Depilación láser:

Es un procedimiento de destrucción del pelo, de forma permanente, gracias al uso de una fuente de luz. Dicha fuente de luz está diseñada para que se produzca un calentamiento selectivo del folículo piloso, preservando intactas el resto de las estructuras de la piel. De esta forma, es posible tratar todas aquellas zonas que tengan pelo de forma segura, efectiva, rápida y bien tolerada.

Láser para manchas solares:

Permite eliminar, con alta selectividad, las manchas que aparecen al cabo de los años en cara, dorso de manos, escote y antebrazos por la exposición excesiva al sol.

Láser para lesiones vasculares:

Muy útil y seguro en el tratamiento de arañas vasculares, telangiectasias (“venitas en la cara”), cuperosis-rosácea, angiomas, enrojecimiento facial, poiquilodermia y varices en las piernas.

Luz pulsada intensa:

Se utiliza para mejorar la calidad de la piel y tratar el fotoenvejecimiento, eliminando manchas, rojeces y otras imperfecciones, consiguiendo un aspecto más luminoso. Es un tratamiento que se puede aplicar en cara, cuello, escote, manos, brazos y piernas, sin necesidad de anestesia. Pueden ser necesarias varias sesiones para conseguir los mejores resultados.

Láser de rejuvenecimiento:

Tratando puntos microscópicos de la piel y dejando zonas de piel sana entre punto y punto, se estimula la producción de nuevo colágeno y se permite que la zona no tratada colabore en una rápida regeneración del tejido tratado. De esta forma, se consigue un tratamiento muy efectivo de las arrugas finas y de la flacidez a nivel de cara, cuello, escote y dorso de manos. También corrige las cicatrices (de acné, quirúrgicas y traumáticas), las estrías y el melasma.